viernes, 25 de enero de 2013

Amenaza de abandonar cotos


Dada la perdiz y el descenso de la liebre.
Y el aumento cinegético hasta juntarse para elevar al departamento,
Un modo sustancial los acotados concluyen siete puntos expositivos.
Una liebre perseguida por perros veinte años después, siguiendo las directivas.
Gastos de arrendamiento, planes, daños, guarderío, asesores, “enrevesada burocarcia” (sic).
Entre los hábitos “en un sentido totalmente destructor”, los lazos para el control.

Veinte años después “las medidas y planes gestores, como en 1990 o peor”.
Junto a la liebre, pozo de predación, una caída.
Vedar para no reconocer su fracaso.
Ante tal situación elevan exención para las actividades del conejo.
Finalmente piden la autorización de lazos con el gato doméstico.


No hay comentarios:

Publicar un comentario